Oficina de Información de Pastoral Juvenil

  LA ORIGINALIDAD DEL ORATORIO SALESIANO
 

Los aspectos fundamentales del Oratorio-Centro Juvenil salesiano se sitúan en la acción de Don Bosco y en la originalidad de su actuación pastoral respecto a los modelos e instituciones de su tiempo. Las transformaciones hechas por Don Bosco al primitivo Oratorio se basan en el paso:

  • de la prestación de un "servicio" de catequesis, a la presencia-participación en la vida del joven con sus necesidades y problemas;
  • del "tiempo limitado" al "tiempo pleno", ocupando toda la jornada del domingo y prolongándose durante la semana mediante contactos personales y actividades;
  • de un programa catequético limitado, a un programa educativo-pastoral integral; el juego y otras formas de expresión juvenil como el teatro, la música y el canto, la escuela y los grupos, son elementos de este programa;
  • de la institución centrada sobre los adultos, a la comunidad de muchachos centrada en la participación juvenil, el estar juntos, la apertura a todos;
  • de la centralidad del programa, a la centralidad de las personas y de las relaciones interpersonales;
  • del carácter parroquial, al impulso misionero, abierto a los jóvenes que no sabían ni siquiera a qué parroquia pertenecían y no veían en la parroquia un punto de referencia ni para su vida religiosa ni para sus problemas humanos.

Hoy, ha nacido una nueva concepción del tiempo libre. Ocupa cada vez más, el centro de la vida de los jóvenes, en número de horas, en variedad de posibilidades...

Y hoy, nuestro ambiente de amplia acogida, nuestro programa de evangelización y la notable presencia cristiana en el abanico de ofertas educativas actuales, siguen plasmando la obra de Don Bosco con sus mismos principios inspiradores y rasgos característicos del Oratorio Salesiano.