Oficina de Información de Pastoral Juvenil

 

    LA PARROQUIA SALESIANA
   

El celo apostólico de Don Bosco, siempre vivo en el corazón de los salesianos, y la renovación de la parroquia como presencia local de la Iglesia y de las necesidades pastorales de las comunidades cristianas locales, han llevado a la Congregación a abrirse ampliamente al ministerio parroquial.

La parroquia, expresión visible y concreta de la Iglesia, ha de aparecer con algunas características:

  • carácter diocesano: célula de la iglesia local, presidida por los presbíteros en nombre del obispo, en comunión con las demás parroquias;
  • territorialidad: hace presente a la Iglesia en una zona concreta;
  • globalidad de su misión: acompaña a los fieles en la educación y crecimiento de su fe a lo largo de toda su vida;
  • carácter comunitario: es una comunión de comunidades diversas, que se manifiesta y se realiza de modo especial en la Eucaristía dominical;
  • apertura: acoge a todo el pueblo de Dios por el solo hecho de estar bautizado;
  • misionera: está abierta a la evangelización de los alejados y colabora en el anuncio del Evangelio a todos los pueblos.

La parroquia salesiana aporta un estilo característico de parroquia, desde su carisma juvenil y popular. Está animada por una comunidad religiosa, comprometida en la construcción de uan comunidad cristiana cercana a las personas, acogedora, disponible, sujeto y ambiente de crecimiento humano y cristiano.

Tiene como opción preferencial los jóvenes y los ambientes populares, y con su estilo característico, expresado en un Proyecto pastoral, evangeliza educando y educa evangelizando, según la propia espiritualidad y modalidad pedagógica, sintetizadas en el Sistema Preventivo.